Ingredientes para el pulpo (4 comensales):

  • 4-8 patas de pulpo cocidas (según tamaño y si se sirve de aperitivo o plato principal)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina
  • Sal Maldon.

Elaboración del pulpo:
Unta la parrilla con aceite de oliva y ponla a calentar. Al ser de hierro fundido, no hace falta poner el fuego al máximo, cuándo alcanza la temperatura la mantiene y transmite de forma homogénea, cocinando todo lo que se posa sobre ella por igual.
Se puede variar la temperatura del fuego según el grosor de las patas de pulpo. Es importante que queden marcadas por la parrilla, ya sabemos que este tono de tostado hace que resulte un bocado mucho más sabroso.
Sazona ligeramente con sal fina cuando el pulpo esté en el fuego, y da la vuelta a las patas para que se hagan por todo su contorno.

Ingredientes para la espuma de patata:

  • 100 g de patata nueva
  • 50 g de nata de montar
  • 50 g de mantequilla
  • 10 cl de aceite de oliva
  • 1 hoja de cola de pescado
  • 5 g de pimentón dulce
  • Sal Maldón
  • 50g de leche entera
  • 1 yema de huevo
  • 1 sifón de espumas de ½ l.
  • 2 cargas

Elaboración de la espuma de patata:
Asar la patata con piel en el horno a 180ºC envuelta en papel de aluminio, pinchar y comprobar si está. Estará entre 45 minutos y una hora. Dejar enfriar, pelar y mezclar con la mantequilla, la nata y el huevo.
Poner la gelatina en agua durante 10 minutos, escurrir bien
Calentar un poco de leche y añadirle la gelatina escurrida y disolverla.
Mezclar toda la leche con la gelatina y la patata asada. Triturar con la batidora.
Disponer todo en un sifón, añadir 2 cargas y dejar reposar

Presentación:
Cuándo el pulpo hecho en la parrilla esté a tu gusto, sírvelo de inmediato en los platos aderezándolo con un hilo de aceite de oliva virgen extra y dejando caer unas escamas de sal. En un plato colocamos a gusto la espuma de patata y el pulpo.